Reflexología: Beneficios, técnicas y diferentes tipos curativos

El pie está formado por un conjunto de 19 huesos, cuya misión es la de soportar el peso del cuerpo, no solo en posición estática, sino también durante el movimiento, es decir, en una situación de desequilibrio dinámico y controlado.

 

Estos huesos están unidos entre sí y fijos en su posición por un complicado conjunto de músculos y ligamentos dispuestos en varias capas, y todo ello gobernado por un considerable de nervios y alimentado por una complicada red de arterias y venas.

 

Las zonas de manipulación de la reflexoterapia podal

 

Si establecemos una línea, ya continuación volvemos a dividir cada mitad en 5 zonas, que lo recorren verticalmente, tendremos en total 10 zonas, que desde la línea media hacia el exterior se numeran de la 1 a las 5.

 

Dentro de cada zona, el flujo de energía se relaciona con los órganos que se encuentran en ella, y una alteración en un. de este corrido se puede manifestar a distancia y en otro órgano distinto del afectado inicialmente.

 

Plantas de los pies con las zonas indicativas de los distintos reflejos.

 

En las manos y brazos se repite la misma división en zonas que en los pies y en las piernas, pero su definición que no es tan clara, pues manos y brazos son mucho más móviles que pies y piernas.

 

Por tanto, la terapia puede aplicarse no solo en los pies, sino también en las manos, hecho importante cuando por alguna razón los pies no pueden ser tratados y si las manos. Este mismo fenómeno de entrecruzamiento de zonas se reproduce en el hombro, el codo, la cadera y la rodilla.

 

El tratamiento

 

El paciente debe sentirse cómodo, estar sentado en un sillón reclinable o en una camilla con almohadas bajo la cadera y las rodillas y en un ambiente cálido, pues como se ha dicho en repetidas ocasiones, la inmovilidad conduce a la pérdida de calor y al frío, y este, a la tensión del cuerpo. El cuerpo se recupera con una sábana o toalla grande.

 

En una sesión de reflexoterapia, tanto el terapeuta como el receptor deben estar cómodos. Los pies del receptor quedan a la altura de las rodillas del terapeuta. El terapeuta explora las 10 zonas o canales que suben verticalmente desde los pies hasta la cabeza. El reflejo de cualquier parte del cuerpo que entra dentro de una zona específica se encontrará en las zonas correspondientes de las manos o los pies. La sesión dura entre 30 y 40 minutos, en los que el terapeuta trabaja sistemáticamente sobre cada pie y cada tobillo, buscando y tratando las zonas doloridas con una técnica de compresión.

 

El tratamiento debe realizarse en un ambiente de relajación y confianza, y el terapeuta debe conocer L lo de su paciente, cuáles son las molestias que siente, y durante cuánto tiempo las ha padecido.

 

Una vez averiguado esto, se le aplica al paciente cómo se va a desarrollar la sesión y el tratamiento en general, y cuáles son los beneficios que puede esperar del mismo.

 

En una misma sesión de reflexología se suceden distintos tipos de manipulaciones:

 

  • Manipulaciones diagnosticas.
  • Manipulaciones terapéuticas con finalidades generales.
  • Maniobras destinadas a resolver dolores o problemas agudos.

 

Para el diagnóstico se sigue lentamente la superficie plantar de los dos pies con la punta del dedo pulgar, buscando los puntos reflejos, que el paciente identifica como dolorosos, pero con características distintas de los dolores propios de afecciones de los pies, puesto que solo se manifiestan al presionar sobre ellos en la forma descrita.

 

Las maniobras terapéuticas se realizan sobre las zonas reflejas detectadas, con la punta del pulgar, de forma suave y continua, en sentido longitudinal o circular.

 

El terapeuta toma el pie derecho del paciente con sus manos, y empieza a masajear el dedo pulgar del pie, tratando de encontrar los puntos sensibilizados, desde los dedos al resto de la planta del pie, procurando reconocer a qué partes del cuerpo corresponden los puntos sensibles, y cuánta presión hay que aplicar para que la sensibilidad se manifieste, ya que este elemento es variable en cada persona.

 

El tratamiento, en la primera sesión, no dura más de 20 minutos, y en las siguientes puede alargarse hasta los 30 minutos, repartidos entre los dos pies.

 

Hay que distinguir entre reflexoterapia y reflexología, y masaje relajante: En la reflejoterapia se trabaja con las puntas de los dedos, no con las llamas ni con el resto de la mano y, además, sus finalidades son distintas, puesto que el masaje relajante no pretende otra cosa que relajar y aliviar tensiones, tanto sobre el pie como sobre el organismo en general, mientras que la reflejo terapia podal es un método diagnóstico y terapéutico de diversas enfermedades situadas en diversos puntos del organismo.

 

Los órganos que mejor se reflejan en los pies son aquellos que tienen una mayor inervacion sensitiva, es decir, las vísceras huecas; mientras que las vísceras macizas (hígado, bazo, pulmones) se perciben con mayor dificultad. También tiene una buena reflexión la superficie cutánea. Y muy especialmente la columna vertebral.

 

Los dolores que mejor se reflejan en los pies son los que se acompañan de espasmos y dolores y, en general, las enfermedades inflamatorias agudas y los trastornos por hiperactividad de los distintos órganos.

 

Usos e indicaciones de la reflexoterapia podal

 

  • Enfermedades inflamatorias agudas: Amigdalitis, otitis, cistitis.
  • Enfermedades crónicas de la columna vertebral, de los huesos y las articulaciones.
  • Desequilibrios en la actividad de algunas glándulas, tanto de secreción interna como de secreción externa.
  • Estados de sobrecarga y esfuerzo sobre el aparato locomotor.
  • Traumatismos diversos.

Para diagnosticar y tratar las distintas dolencias, el terapeuta debe ser experto en los puntos reflejos. Por ejemplo, si una persona tienes los senos paranasales congestionados, todos los dedos del pies eran sensibles al tacto y si sufre dolor de muelas, tendrá dolorido un dedo del pie.

 

La reflexoterapia podal, hermanos de un terapeuta experimentado, constituye una excelente forma de diagnóstico y tratamiento de otras muchas enfermedades que no se han incluido para no extendernos demasiado. Como sucede con la mayoría de las terapias naturales, no tiene el más mínimo efecto secundario.

 

Video sobre la Reflexología

 

Otras medicinas orientales que quizás te puedan interesar: