Shiatsu. Indicaciones, masaje y beneficios paso a paso

Breve reseña histórica: El shiatsu procede del Japón, y parece nacer de la función de la medicina tradicional china con la tradición popular de la curación mediante las manos.

 

De estas características nace por una parte su refinamiento y por otra la facilidad con que se aprende y se practica.

 

En las últimas décadas el shiatsu se ha popularizado en Occidente, a la vez que el método científico y los conocimientos sobre anatomía y fisiología propios de la medicina occidental han influido poderosamente sobre la práctica del shiatsu.

 

Funcionamiento y precauciones

 

Cómo se ha dicho antes, esto es una técnica que pretende influir sobre el flujo de energía vital, el Chi, palabra repetirá varias veces a lo largo de medicinasorientales.com. El shiatsu ejerce 3 efectos sobre el Chi.

 

  • Elimina los bloqueos de su flujo.
  • Mejora la falta o el exceso del Chi.
  • Mejora los desequilibrios de su flujo.

 

La manipulación de los.s han detectado desequilibrios o bloqueos pueden producir inicialmente dolores o molestias, por lo que las personas que vayan a someterse a este tipo de masajes deben ser advertidos convenientemente.

 

Para qué tratamiento shiatsu sea eficaz es esencial que el que da y el que recibe estén relajados. El receptor debe estar tumbado en un colchón una alfombra coloca el suelo y el terapeuta presión en los Tsubos (puntos de acupuntura existentes a lo largo de los canales o meridianos de energía) con el pulgar o la palma de la mano, trabajando perpendicularmente.

 

Sin embargo, no es preciso asustarse: El dolor es local y pasajero, mientras que los efectos beneficiosos son generales y duraderos.

 

Por otra parte, un terapeuta experto tiene siempre en consideración a la persona que se somete a tratamiento: Puesto de salud, su constitución, edad, sexo, etc.

 

En el caso de las mujeres, si se encuentra embarazadas, no se les debe practicar masaje durante el primer trimestre del embarazo y en los siguientes se debe evitar presionar sobre determinados puntos.

 

La sesión del shiatsu. Preparativos

 

La sesión debe efectuarse en una habitación con espacio suficiente para dar cabida a una persona tendida sobre un colchón delgado o una esterilla gruesa y para que el terapeuta se mueva libremente a su alrededor o pueda estar arrodillado sobre el citado colchón.

 

La temperatura ambiente debe ser cálida, pues el paciente está vestido someramente y con la inmovilidad tiende a perder temperatura.

 

El paciente estará vestido con ropa ligera y cómoda, que no limite la libertad de movimientos, y debe despojarse de todos las joyas objetos metálicos que pueda llevar encima.

 

Deben evitarse los ruidos y las interrupciones y puede haber música ambiental suave para acompañar el desarrollo de la sesión; algunos terapeutas también acostumbran a quemar varillas de incienso.

 

Tanto la música como el incienso son prescindibles, pero ayudan a crear un ambiente de confianza, bienestar y relajación en la persona que va a recibir el tratamiento, facilitando que el desarrollo de la sesión sea tranquilo y la comunicación entre paciente y terapeuta sea fluida y agradable.

 

Se pedirá al paciente que se relaje y se le informará de que no es preciso que realice ninguna clase de movimiento de ayuda, excepto cuando sea necesario que cambia de posición.

 

También se le advertirá de que debe avisar si no está sensación es particularmente molestas en algún momento.

 

El terapeuta habrá averiguado previamente la condición física del paciente y su estado de salud, para tener presente si debe evitar la presión sobre determinados puntos.

 

También se advertirá al paciente de que en ocasiones se producen reacciones pasajeras a las sesiones de shiatsu, tales como cansancio acentuado o irritabilidad, durante las horas siguientes al masaje.

 

El desarrollo de la sesión

 

Cada terapeuta desarrolla su propia técnica y la adapta a cada caso individual. De todos modos, a continuación se describen los procedimientos más usuales:

 

  • Estiramientos
  • Presión con la palma de la mano
  • Presiones puntuales con el pulgar

 

Los.s perder presión se encuentran situadas a lo largo de meridianos, en capital de naturales o entre prominencias óseas y formaciones musculares.

 

Tres maniobras de presión en una sesión de shiatsu. Una vez localizado el punto preciso sobre el cuerpo, a lo largo de los meridianos de energía, debe presionarse durante un tiempo determinado. La duración y la fuerza de la presión varía según las propiedades de cada Tsubo.

 

La experiencia del terapeuta es fundamental para localizar los puntos a presionar, con o sin ayuda de guías y fotografías, ejerciendo una presión localizada y con una fuerza determinada.

 

La secuencia del Shiatsu se divide en 10 pasos, y en cada uno se trata una región distinta del cuerpo, para lo cual se emplean tres posiciones:

 

  • Sentado, para tratar los hombros
  • Boca abajo, para la parte posterior del cuerpo
  • Boca arriba, para la parte anterior del cuerpo

 

En cada paso se procede de lo general a lo concreto: Movimientos amplios y estiramientos generales, seguidos de presiones con las palmas y, finalmente, presiones con los dedos, especialmente con el pulgar.

 

Cabra saltar que el terapeuta no utiliza la fuerza de sus músculos, cosa que resultaría extenuante, sino el peso de su cuerpo para ejercer la presión.

 

El tratamiento suele aplicarse una vez a la semana, pero puede hacerse con mayor frecuencia si es preciso, espaciarse cuando se considere conveniente.

 

Indicaciones del shiatsu

 

Entre las indicaciones más usuales del Shiatsu se cuentan las siguientes:

 

  • Problemas de vías respiratorias altas y pulmonares, como resfriados, afecciones gripales, sinusitis y congestiones.
  • Problemas digestivos, con un abanico que va desde el estreñimiento hasta la diarrea, pasando por digestiones pesadas y problemas de vías biliares.
  • Afecciones neurológicas y emocionales: Fatiga, dolor de cabeza, migraña, depresión.
  • Dolores óseos y musculares.

 

El tratamiento shiatsu está indicado para los resfriados y la gripe. Esta técnica puede aplicarse sobre uno mismo o sobre otras personas, pero la presión debe ser siempre cómoda para el receptor. El exceso de presión o de duración producen dolor y obligan a interrumpir el tratamiento.

 

Como en otras técnicas y metodologías descritas en toda la web, la lista de las indicaciones del shiatsu es muchísimo más larga y puede que se escape un poco del objetivo que en realidad está buscando el usuario en la web.

 

No está de más decir qué, se debe consultar previamente al médico para que se realice un diagnóstico que excluya una afección grave cuyo tratamiento de láser quirúrgico, ya sea urgente o no, evitando que una mejoría de los síntomas esconde una progresión larvada de la enfermedad.

 

Video sobre el Shiatsu

 

Otras medicinas orientales que quizás te puedan interesar: